• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un equipo de la Universidad Queen Mary de Londres, Inglaterra, realizó un estudio que muestra por primera vez que las cabras son capaces de leer las expresiones faciales de las personas.

    La investigación ha sido publicada en el diario científico Royal Society Open Science, y describe el comportamiento de 20 cabras cuando se enfrentaron a dos imágenes fijas e impresas en escala de grises.

    En una se veía a una persona sonriendo y en otra a la misma persona pero con gesto de enfado, las cabras en su mayoría escogieron las caras felices.

    De esta manera, se demuestra que no sólo los animales domesticados como perros, gatos o caballos son capaces de entender las pistas que los humanos emiten por medio de su rostro.

    El doctor Alan McElligott, director del estudio, asegura que los resultados “tienen importantes implicaciones sobre cómo interactuamos con el ganado y otras especies, porque las habilidades de los animales para percibir las expresiones humanas pueden no limitarse a las mascotas”.

    La investigación se realizó en el santuario para cabras Buttercups de Kent, Inglaterra, y revela que los animales se acercaban más a las caras con un gesto positivo, incluso llegando a explorarlas con sus hocicos.

    Se notó, especialmente, cuando las imágenes felices estaban situadas a la derecha, lo que querría decir que las cabras usan el hemisferio izquierdo de su cerebro para procesar las emociones positivas.

    Por su parte,  el doctor Christian Nawroth, asegura que “sabíamos ya que las cabras estaban acostumbradas al lenguaje corporal, pero no sabíamos cómo reaccionan a las expresiones emocionales como la felicidad o el enfado. Aquí demostramos (…) que prefieren interactuar con las (personas) felices”.

    La doctora de la Universidad de Sao Paulo cree que estos resultados de dicho estudio “abre nuevos caminos para entender la vida emocional de todos los animales domésticos”.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...
    No more articles