• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Investigadores de la Universidad de Concepción en Chile descubrieron que las células cancerígenas satisfacen sus necesidades nutritivas y “se hacen inmortales” ingiriendo vitamina C reciclada.

    La investigación  publicada en la revista Free Radical Biology and Medicine, advierte que las células cancerígenas adquieren vitamina C oxidada (ácido deshidroascórbico o DHA), que se encuentra en altas concentraciones alrededor de tumores, la transporta a su interior y la convierte en vitamina C reducida, (AA, ácido ascórbico), que posee una función antioxidante.

    Se trata de un mecanismo clave que esas células utilizan para sobrevivir, determinó el equipo, dirigido por la doctora Coralia Rivas y cuyo trabajo ha sido publicado recientemente por la prestigiosa revista.

    “Probamos células tumorales provenientes de mamas, de próstata, de leucemia, y todas estas líneas celulares cumplían con esta característica”, subrayó la investigadora, para quien lo más importante es que ese mecanismo significa que la vitamina C, como es antioxidante, “estaría protegiendo a las células tumorales”.

    Carola Muñoz, doctora en Ciencias Biológicas e integrante del equipo investigador, explicó en tanto que a diferencia de las células normales, las células tumorales tienen un transportador que toma esta vitamina C reducida y la lleva directo a la mitocondria (orgánulos encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular).

    “Pensamos que es un mecanismo mediante el cual las células tumorales se hacen inmortales, a pesar de que estén rodeadas de señales oxidantes que, de otra forma, inducirían su muerte”, precisó.

    El transportador, llamado SVCT2, “permitiría a la mitocondria del tumor trasladar la vitamina a su interior y, de esa forma, evitar la muerte de la célula cancerígena”, añadió Muñoz, que acotó que este transportador se sitúa dentro de la célula y no en la superficie, como era de esperar.

    Para la doctora Rivas, el paso siguiente de la investigación es crear una solución farmacológica que inhiba el actuar de este método de transporte de la vitamina.

    Según Muñoz, la idea no es  quitar la vitamina C de la dieta, sino eliminar de la célula la capacidad para sobrevivir con ese mecanismo.

    Con Información de EFE y Perú 21

    Uso de ‘smartphones’ provoca el crecimiento de un ‘cuerno’ en el cráneo humano

    ¿Estarán los chinos creando bebés editados genéticamente?

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...
    No more articles