• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras varias semanas de confinamiento preventivo por el Covid-19 los ciberdelincuentes aprovechan la demanda de Netflix, Disney+, Spotify, Apple Music o Hulu para robar las credenciales, y ponerlas a la venta en otra página web consiguiendo beneficios monetarios.

    Los nuevos compradores no saben que están comprando contraseñas robadas.

    Estas contraseñas se ponen a la venta por un precio más bajo en comercios electrónicos o mercados organizados para ese fin. Ofrecen garantías, un teléfono de contacto y tienen una apariencia legal”, explica Fernando Anaya, responsable de desarrollo de negocio de Proofpoint para España y Portugal.

    Los mensajes ofrecidos en redes sociales o en páginas web que colocan los cibercriminales suelen tener textos como oferta promocional durante el COVID-19: suscripción a 6 euros.

    Los expertos aseguran que este tipo de gangas no existen. “Si un servicio cuesta 10 euros y se ofrece por la mitad, el usuario tiene que sospechar”, afirma Anaya

    Existen tres métodos comunes de sustracción de las contraseñas:

     El malware es una de las principales. Los atacantes insertan un código malicioso que entra vía correo electrónico o algunas webs. Se instalan en los ordenadores y toman el control del equipo.

    “Los key loggers son frecuentes. Cuando el usuario teclea su usuario, que suele ser el correo electrónico y su contraseña, se envía automáticamente al delincuente”, alerta Anaya.

    El phising de credenciales es otra de las técnicas  de sustracción de datos.

    “Los cibercriminales suplantan a una empresa o persona de confianza para recopilar información confidencial del usuario”, explica José Luis Vázquez-Poletti, profesor en el departamento de Arquitectura de Computadores y Automática de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

    El cibernauta que compra una contraseña reutilizada normalmente puede entrar en la plataforma de streaming hasta que el usuario legítimo de la suscripción se da cuenta.

    Con información de El País

    Covid-19: Más de 3.380 millones de personas en todo el mundo se encuentran confinadas

    ¡Pixar abre cursos animación en línea gratis!

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...
    No more articles